¿Son realmente necesarios los suplementos alimenticios?

Se ha vuelto una especie de “moda” el consumo de suplementos nutricionales a través de alguna tienda de nutricion deportiva, esto a causa de la excesiva publicidad con las que se manejan muchas compañías que fabrican este tipo de producto, cada día se hace más conocido el aporte de los suplementos vitamínicos o de minerales en personas con estilos de vida activa, es decir, deportistas o incluso quienes no se dedican a esto pero aseguran tener un déficit de vitaminas a causa de sus dietas.

nutricion deportiva

¿Es realmente sano consumir suplementos nutricionales? Lo cierto es que estos deben ser estrictamente recetados por un experto médico, pues el consumo excesivo de los suplementos puede provocar que se eleven las cantidades diarias recomendadas de nutrientes o vitaminas.

Suplemento alimenticio no sustituye la dieta balanceada

Muchos expertos aseguran que mantener en tu menú el consumo de alimentos sanos, frescos o adecuados a los niveles de nutrientes y minerales que deben consumirse diariamente, pueden ser suficiente para reducir los riesgos a padecer de alguna enfermedad viral, o los síntomas conocidos cuando existe un déficit de nutrientes.

La mención aparte de lo bueno de los suplemento se debe a que muchas personas aficionadas al deporte los necesitan, este hecho es cierto, debido a que según sus entrenamiento y actividad física, su necesidad de vitaminas puede ir en aumento, aun así, los niveles recomendados según la edad y peso no deben sobrepasarse.

¿Cuándo son recomendables los suplementos nutricionales?

Los expertos en nutrición declaran que solo hacen recomendación de suplementos alimenticios cuando el paciente no es capaz de llevar una dieta balanceada, ya sea por horarios de trabajo, mal metabolismo, o problemas en la absorción de los nutrientes que la comida le debe aportar, esta y otras razones son por las que los médicos se guían antes de recomendar algún tipo de suplemento.

El consumo de suplementos siempre dependerá del estilo de vida que se lleve, ya sea que se practique mucho deporte o se sufra de algún trastorno, pero este tipo de productos solo deberá consumirse una vez que se tenga un diagnóstico y recomendación médica.